Interacciones digitales en Twitter: Un análisis de comunidades en torno al hashtag #astronomía y #astrofísica

La astronomía es una ciencia que atrae a la población debido a la cantidad de recursos que permiten encantar y asombrar a la gente debido a su carácter interdisciplinario. El conocimiento de esta disciplina permite dar respuesta a preguntas que nos realizamos desde pequeños: ¿qué es una estrella? ¿de qué está hecho el Sol?, ¿por qué no se apaga? ¿qué es la materia oscura?, entre otras. La astronomía es una disciplina que abre nuestra mente, nos da un contexto físico en el universo y reformula nuestra visión del mundo.

Chile es un lugar privilegiado para la observación del cielo nocturno debido a que su atmósfera es estable y permite ver con claridad el espacio, además, por su ubicación geográfica, el centro de la galaxia queda prácticamente sobre nuestras cabezas lo que significa que la cantidad de aire entre un objeto que está en el espacio y el telescopio se reduce, lo cual es muy importante para la visibilidad. La zona norte de nuestro país tiene una geografía privilegiada que facilita la observación del cosmos: la cordillera de Los Andes y el océano Pacífico son dos barreras naturales que impiden la entrada de las nubes; Así, en el norte de Chile, hay cielos con muchas noches despejadas a lo largo del año, con poca humedad y con pocas precipitaciones y las condiciones de ventilación son muy favorables para poder percibir las estrellas nítidamente. Gracias a esto es que Chile, en los próximos años, tendrá el 70% de los telescopios del mundo.

Debido a popularización de esta ciencia en nuestro país es que se han generado diversas instancias que permiten acerca la astronomía al público no especializado, instancias que son bien valoradas por la ciudadanía.  Su mejor método para llegar a la población es a través de diversas instancias de comunicación científica, entre ellas, la divulgación, difusión y periodismo científico). Sin embargo, tal como menciona de Leo-Winkler en su artículo “Descolonizar la divulgación astronómica”, “la divulgación de la astronomía, mayormente se ha vuelto otra herramienta colonizadora de la educación. Los divulgadores llegamos con una metodología fija y un modelo de déficit, aludiendo a nuestro “absoluto” conocimiento sobre un tema y a “educar” a un público desinformado”. Tal como menciona el autor, los principales esfuerzos de “participación” ciudadana en el ámbito astronómico se basan en el modelo del déficit. En palabras de Durant, este modelo se caracteriza en tres aspectos principales: Una visión simplista de la ciencia como un cuerpo de conocimiento ya terminado y definitivo; Una identificación negativa del público como gente profana en el conocimiento de los expertos; La atribución de la causa de los desencuentros entre la ciencia y el público a ignorancia o incomprensión por parte de este último.  Este modelo “define una cierta relación y jerarquías entre el conocimiento científico y el público al que se dirigen, que se caracteriza por el establecimiento de una relación unidireccional y vertical de la ciencia al público” (Daza & Arboleda, 2007). Esta visión paternalista y reduccionista descrita anteriormente no reconoce que el destinatario no está sólo interesado en los contenidos conceptuales de la ciencia, sino también le interesa, fundamentalmente, comprender la ciencia para definir qué beneficios (y riesgos) le trae a él la práctica científica y como el avance de esta afecta su vida cotidiana (para bien o para mal). Además, este modelo considera que el conocimiento construido por los científicos es superior a la sabiduría lega y cotidiana. Según esto, la ciencia maneja el monopolio de la verdad porque produce verdadero conocimiento que debe ser “admirado por la sociedad”. Por su parte, los periodistas científicos solo deben dedicarse a transmitir la información a través de los medios de comunicación.

Debido a la emergencia sanitaria que aqueja a nivel planetario desde finales del 2019 es que el entorno donde interactúan las personas para compartir conocimiento ha trascendido la presencialidad. Es por esto por lo que las diversas instancias divulgación astronómica, que otrora, se realizaban en grandes auditorios de universidades, museos, etc., ahora debieron adecuarse para trasladar esta “clase magistral” a diversas plataformas digitales y, también, diversificar la manera de divulgar astronomía al público no especializado.  A pesar de que ha ampliado los canales de comunicación para comunicar ciencia, sigue preponderando el modelo del déficit, quizás ahora con mayor intensidad. Esto último debido a que la forma de interacción entre el científico y/o periodista científico y el ciudadano se realiza por medios tan impersonales como un like, compartir o “conversación” a través del chat o por comentarios. Ahora las charlas en los auditorios se transformaron en un live en YouTube o Instagram donde el comentario de los asistentes muchas veces pasa desapercibido.

Resulta así que, para los divulgadores, comunicadores, periodista las redes sociales y YouTube son los medios propicios para transmitir conocimiento y para saber qué opinan los usuarios de ello, a través de su reacción por medio de like, comentarios o retweet. En tal propósito, las vivencias que acaecen en la red son intersticios para explorarse para buscar las relaciones establecidas entre los distintos actores interactuantes.  Bajo ese trasfondo. la red de redes nos ofrece un panorama inmensamente preciso y en tiempo real sobre las pautas de consumo de contenidos y tendencias orientativas para la creación de contenido futuro.

El objetivo de este artículo es describir y analizar las interacciones públicas en Twitter que incorporan las palabras Astronomía, astrofísica y/o los hashtags #astronomía y #astrofísica con el propósito de proponer una caracterización de los patrones discursivos que se evidencian en estas interacciones. Este propósito implica ir un poco más allá de revisar la cantidad de seguidores o indagar la proporción de aprobaciones a los comentarios y las interacciones que generan las publicaciones. Dado que la interacción es un elemento determinante de la comunicación de las redes sociales, el desafío de este escrito es operacionalizar las instancias de conversación en torno a los conceptos astronomía y astrofísica, esto incluye la cantidad de RT´s de las publicaciones, los retweet, etc. Este estudio es atingente, ya que, de acuerdo con Manovich (2011), “la posibilidad de capturar los detalles de la comunicación diaria de la gente a través de Internet y de los dispositivos móviles puede llegar a crear la nueva sociología del siglo XXI”.

A pesar de que “la automatización del registro y análisis de datos abre el camino a la extracción de información masiva, detallada y precisa de patrones de comportamiento individuales y colectivos que puede iluminar de una forma sorprendente nuestro conocimiento sobre las sociedades humanas,”, en este artículo se propone trabajar a través de análisis mixto, en el sentido que para la obtención de información se utilizara una herramienta que automatiza la búsqueda de las interacciones, pero, sin embargo, para analizar las interacciones se revisarán manualmente el o los tweets que producen o reproducen contenido astronómica. Esto último se puede considerar una observación utilizando el Small Data.

El Small Data, como define Martín Lindstrom en su libro “Small Data: Las pequeñas pistas que revelan grandes tendencias”, son “observaciones de comportamiento aparentemente insignificantes que contienen atributos muy específicos que apuntan a una necesidad del cliente no satisfecho. Los datos pequeños son la base para ideas innovadoras o formas completamente nuevas de marcas de cambio”. Si bien, en sus inicios, el Small data surgió para el análisis de la relación entre las compañías y los consumidores con el propósito de entender los deseos más profundos de sus clientes y convertirlos en productos o negocios innovadores, también puede ser utilizado para un análisis más exhaustivo de datos para estudios sociológicos. El Small data está compuesto por datos que tienen un valor en sí mismo, son más específicos para el propósito que se quieren utilizar, además, permite realizar insights de calidad inmediatamente. No requiere que los datos pasen por un largo proceso de cómputo para clasificarlos y categorizarlos como el Big Data. Su implementación es económica, ya que no requiere grandes inversiones en tecnología.

Pregunta de investigación

¿Cómo interactúan las comunidades en torno a los tweets que incluyes los hashtags #astronomía y #astrofísica?

Objetivos de la investigación

Describir y analizar los discursos en Twitter que incorporan los hashtag #astronomía y astrofísica.

Objetivos específicos

Caracterizar las distintas posibilidades de comunicación, interacción, retroalimentación, entre el perfil que utilizan los conceptos astronomía y astrofísica.

Identificar el rol de los espectadores en las instancias de comunicación astronómica.

Identificar las comunidades que interactúan en torno a los hashtags #astronomía y astrofísica.

Marco teórico

Los científicos y la sociedad han permanecido desconectados a lo largo de la historia. Para Scheufele (2013), probablemente fue el proceso inquisitivo de Galileo uno de los primeros enfrentamientos que la ciencia moderna tuvo con los valores, creencias y normas sociales de su tiempo. Sin embargo, agrega que “en las democracias modernas, por supuesto, el público desempeña un papel central en la determinación de cómo se financia, utiliza y regula la ciencia” (Scheufele,2013). La ciencia debe responder a las necesidades de la sociedad y a los desafíos mundiales. La toma de conciencia y el compromiso del gran público con la ciencia, y la participación ciudadana –incluyendo la comunicación científica– son esenciales para que los individuos sean capaces de desenvolverse en la sociedad como sujetos críticos capaces de tomar decisiones razonadas a nivel personal y profesional. Por lo tanto, deben existir mecanismos claro de intercambio y transferencia de conocimiento entre los investigadores y la sociedad. Es ahí donde la comunicación divulgación científica y surgen como un puente comunicante entre los científicos y la sociedad.

Definir el concepto de divulgación científica, y por consecuencia, el de divulgación astronómica, resulta complejo debido a que puede abordarse desde distintas vertientes: la DC como traducción; como vulgarización de saberes, como proceso de recontextualicen, entre otros. En este estudio, se entenderá, muy sucintamente hablando, la divulgación científica como un proceso que pretende hacer accesible el conocimiento especializado al público no especializado; es el canal que permite al público la integración del conocimiento científico a su cultura. Se puede decir que la Divulgación científica es un tipo de comunicación científica, aunque este último es más general (como se verá en los siguientes párrafos). Gérard Fourez (1992) plantea que

“La divulgación de la investigación científica “…consiste en una actividad de relaciones públicas de la comunidad científica que se interesa por mostrar al “buen pueblo” las maravillas que los científicos son capaces de producir. Muchas emisiones de televisión o artículos de divulgación tienen este objetivo. Tratan de explicar lo que hacen los científicos a las gentes que no entienden nada de eso. La finalidad de esa divulgación no es transmitir un verdadero conocimiento, ya que, al terminar la emisión, lo único que se sabe con certeza es que no se entiende gran cosa de todo aquello. Este tipo de divulgación da un cierto “barniz de saber”; pero precisamente en la medida en que no se ofrece un conocimiento que permita actuar, da un conocimiento superficial; es un saber que no lo es porque no es poder” (Fourez, G citado en Espinosa, 2010)

Teniendo claro el concepto de divulgación, es importante hacer una diferenciación entre diversas actividades que, comúnmente, son confundidas con la DC, tales como comunicación del conocimiento científico, difusión y periodismo científicos. Si bien, cada una de ella tiene como principal objetivo la transmisión de conocimiento científico, se diferencian diversos aspectos como: el emisor responsable de transmitir ese conocimiento; el público; nivel de alfabetización de los receptores; el canal donde se transmite la información; el lenguaje utilizado, entre otros.

La comunicación científica: Corresponde al conjunto de procesos de presentación, transmisión e intercambio de información científica en la sociedad humana; es el mecanismo principal de existencia y desarrollo de la ciencia. En otras palabras, “es aquella que permite la transmisión de la información científica desde los creadores a los usuarios…” (Jorge Fernández, 2007). Para De Semir (2014), la comunicación científica “se ha convertido en un “deber” para los científicos y un “derecho” para el público, el derecho a saber y el derecho a participar”.

Para Sánchez, (2010) la comunicación científica, en cierta medida, engloba los otros conceptos. Por tanto, las definiciones que siguen son formas de comunicación científica.

Difusión de la ciencia: Esta categoría consiste en la comunicación del conocimiento científico entre especialistas y “constituye un tipo de discurso diferente, contiene un conjunto de elementos o signos propios de un discurso especializado y una estructura que se constituyen en factores clave a la hora de su evaluación” (Espinoza, 2010). Comúnmente la difusión de la ciencia se da revistas científicas y o seminarios. 

Periodismo científico: Se puede entender la actividad periodística destinada a la divulgación de la ciencia y la tecnología a través de los distintos medios informativos. Los periodistas científicos son mediadores entre las innovaciones teórico-experimentales y la población en general. A diferencia la divulgación a secas, el periodismo comunica información de momento novedosa y de interés a la sociedad a través de los medios de comunicación masiva.  Según el investigador Manuel Calvo, El periodismo científico puede considerarse por tanto como:

 “Un proceso social que se articula a partir de la relación entre
organizaciones formales (editoras, emisoras) y la colectividad (públicos, receptores), a través de canales de difusión (diario, revista, radio, televisión, cine) que aseguran la transmisión de informaciones (actuales) de naturaleza científica y tecnológica, en función de intereses y expectativas (universos culturales o ideológicos” (Calvo, 2003)

De acuerdo con, Canellas (2012), “para comprender de manera eficaz una noticia científica, por muy divulgativa que sea, es necesario poseer un mínimo de conocimientos y nivel de formación”.

  Comunicación científica
 Divulgación científicaPeriodismo científicoDifusión científica 
PúblicoPúblico generalConsumidores de mediosComunidad científica
Nivel de alfabetización científicaNivel mínimoNivel medioNivel alto
TemporalidadAtemporalTemporal (contingente)Temporal
MedioMultimedial (Redes sociales, universidades, medios de comunicación, museos, etc.)Medios de comunicaciónRevisas científicas y seminarios.
Mediador/aDivulgador/a (Estudiante de ciencia, científico/a o escritor/a)Periodista científicoCientífico/a
LenguajeSencilloObjetivo e imparcialEspecializado
ObjetivoAlfabetizar científicamente a la sociedadInformar sobre cienciaFortalecer el avance científico y las investigaciones multidisciplinarias



Tabla 1: Adaptación de Roca Marín (2017)

Redes sociales

Las redes sociales, según Celaya (2008), son “lugares en Internet donde las personas publican y comparten todo tipo de información, personal y profesional, con terceras personas, conocidos y absolutos desconocidos”, es decir, son espacios creados virtualmente para facilitar la interacción entre las personas sin la necesidad de un encuentro físico y sincrónico. Las redes sociales, como LinkedIn, Facebook, Twitter o Instagram, son herramientas basadas en la web que permiten a sus usuarios relacionarse, compartir información (por medio de publicaciones), coordinar acciones y en general, mantenerse en contacto. Estas aplicaciones son la nueva forma en la que se representa nuestra red social, pero también son el modo en el que se construye nuestra identidad on-line

Según Celaya (2008), las redes sociales se pueden clasificar tres categorías:

  • Redes profesionales
  • Redes generalistas
  • Redes especializadas

Las redes sociales que se analizaran en este estudio son del tipo generalistas. Este tipo de redes son estructuras donde las personas interactúan y desarrollan diversos tipos de relaciones según sus intereses.  Cuando hablamos de redes sociales generalistas, nos estamos refiriendo a aquellas que no se dirigen a un tipo de usuario/a en concreto o tienen una temática definida. Por tanto, en estas redes se producen espacios de interacciones multidisciplinares donde se reúnen usuarios con perfiles muy diversos. “A diferencia del modelo de LinkedIn y Xing, donde predomina la autenticidad de los perfiles publicados, las redes generalistas cuentan con infinidad de perfiles ficticios y con casi nulo control sobre los mismos” (Celaya, 2008).

Twiiter

Twitter es una red social del tipo microblogging que surgió en Estados Unidos en el año 2006 (solo en ingles hasta 2009) y que permite a sus usuarios (comúnmente llamados Twitteros) comunicarse y relacionarse con sus followers o seguidores publicando entradas, llamadas tweets, con una extensión máxima de 280 caracteres (originalmente 140 caracteres para se compatibles con los SMS). Éstas pueden ser texto y/o url cortas que remiten a otros sitios web, fotos, gif, y/o videos. Además, permite hacer encuestas para el público que los sigue. La pregunta a responder cuando se quiere escribir un tweet es ¿Qué está pasando?




Imagen  1: Interfaz para escribir un tweet

Dentro de los servicios que ofrece Twitter a sus usuarios son:

  • Tweets: Son mensajes que publica un “twittero” en su perfil. Debe tener un máximo de 280 caracteres y puede contener imágenes, gif, emojis y url.
  • Following y Followers Son los usuarios que siguen los mensajes que publicas. Estos mensajes aparecerán en el feed (o pagina de inicio) de la persona que lo sigue. Estos usuarios, si así lo permite, pueden interactuar a través de DM.
  • Mensaje directo (comúnmente llamado DM, por sus siglas en inglés): Son mensajes que los usuarios (si los tiene habilitado) se pueden enviar en forma privada. Para poder hacer uso de esta opción, el emisor debe tener al receptor en su lista de seguidos (pero el seguidor sólo podrá responderlo, también de forma privada, si el emisor está en su lista de seguidores). Estos mensajes no se visualizan en el timeline de los usuarios interactuantes.
  • Respuesta (o reply): Son las respuestas que generan algunos usuarios a un Tweets de su interés. Se caracterizan porque el mensaje se inicia con el nombre del usuario
  • Mención: Son las citas dentro de Tweets, la mención se puede realizar independientemente si son seguidos o no por quienes los citan.
  • Retweets (RT): Es una función que permite replicar en el perfil del usuario un tweet publicado por otros usuarios. Dentro del botón retweet está la herramienta “citar tweets” la que permite retwittear incluyendo un mensaje personal.

Imagen  2: funcionalidad para citar un tweet de otro usuario.
  • Hashtag (aunque no es exclusivo de Twitter): Son etiquetas que se utilizan para marcar el tema del contenido compartido por los usuarios. Cada etiqueta es transformado en un hipervínculo que dirigen la búsqueda de las personas que marcaron su contenido en un hashtag determinado. Cuando se selecciona una palaba para un contenido, automáticamente es adicionado al grupo de búsqueda del tema. La etiqueta se marca agregando un signo gato (#) al principio de la palabra.
  •  Treding topics: es una funcionalidad automática de Twitter que publica en el perfil del usuario los hashtags y las palabras más populares del momento. Puede configurarse para visualizarlos a nivel mundial por países o por ciudades.

Estado del arte

En la línea de relacionar la red social Twitter y hashtag, la investigación de Delfa & Cantamutto (2021) busca analizar las interacciones que se producen en twitter en torno al hashtag #MeQuedoEnCasa. El estudio parte de una metodología mixta, en la que se combinan técnicas de análisis del social media mining con estrategias cualitativas propias del análisis lingüístico. Ls recopilación de los datos se llevó a cabo mediante una llamada al hashtag #YoMeQuedoEnCasa, a través de la interfaz de programación de aplicaciones (application programming interface, api) de Twitter. En el análisis de las conversaciones, los autores detectaron “cierta tendencia hacia la polaridad positiva”, sin embargo, en palabras de los autores “Hemos de reconocer que la polaridad positiva identificada en nuestro estudio no refleja, necesariamente, el acuerdo social con las medidas de aislamiento, sino la manera en que este se materializa discursivamente en Twitter”.

En la misma línea, podemos mencionar el estudio de Pérez et als. (2018), el cual se centra en detectar y medir los principales agentes y redes de comunicación que se dan en torno a la ciencia en la plataforma Twitter. Para su estudio, utiliza la teoría de grafos, la cual permite visualizar las diversas comunidades y como estas interactúan entre sí. Los conceptos de centralidad e intermediación juegan un papel clave en la metodología planteada. Luego del análisis de los resultados obtenidos, Pérez (2018) concluye que los perfiles que tiene mayor productividad y mayor alcance son de carácter personales y no institucionales, coligiendo que “e disponer de un equipo de marketing o comunicación institucional no parece ser sinónimo de mayor actividad en Twitter, sino que esta depende más de un interés y un compromiso personal”. Sin embargo, menciona que se necesita un estudio más específico para confirmar estas conclusiones. Además, extrae que el uso de Twitter está más centrado en la promoción y difusión de productos o eventos astronómicos más que instancias de difusión de contenido.

Más centrado en la forma discursiva del fenómeno, el trabajo de Holmberg et als. (2014) analiza las conversaciones que sostienen astrofísicos en la plataforma Twitter y dentro de las conclusiones que obtuvieron identificaron que éstos mantienen redes con otros científicos y otras para profesionales de otras áreas, en particular con periodistas científicos. En estas últimas, llamadas “ego networks”, los científicos utilizan con frecuencia un vocabulario técnico propio de la disciplina científica y lenguaje docto que está exento de opiniones de los otros usuarios.

Esta forma de interactuar viene a reforzar, en cierta medida, la idea de que, aun estando en una red social generalizada los científicos suelen mantener una distancia con el público no científico, “cajanegrizando” el trabajo científico y manteniendo sus resistencias a la divulgación y periodismo científico.

Metodología

Para llevar a cabo la presente investigación se ha seleccionados dos hashtags #astronomía y #astrofisica (con tilde y sin tilde) y las palabras astronomía y astrofísica (con tilde y sin tilde). El estudio es de tipo exploratorio con una metodología mixta.   Los Perfiles que se revisaron son de habla hispana (esto se “filtró”, en cierta medida, con el uso de hashtag en español. Las cuentas en otros idiomas que hacían uso de estos hashtags no fueron consideradas en el análisis. El procedimiento para la recolección de datos se realizó de manera automatizada y de manera manual para analizar el detalle de los nodos con mayor cantidad de aristas salientes y entrantes.

Para la obtención de datos se usó el software Gephi que permite buscar en Twitter las publicaciones más relevantes dentro del día de acuerdo a las palabras claves utilizadas. Para este estudio las palabras claves fueron:

  • #astrofisica
  • #astronomia
  • #astrofísica
  • #astronomía
  • astrofisica
  • astrofísica
  • astronomia
  • astronomía

como se puede observar, se utilizaron las diferentes variantes de los conceptos astronomía y astrofísica (con # y sin #, y con tilde y sin tilde)

Gephi es un software que permite la visualización y explicación para realizar análisis de redes sociales. Según un articulo publicado en la página Gephi.org:

Gephi es un software de código abierto para análisis de redes y gráficos. Utiliza un motor de renderizado 3D para mostrar grandes redes en tiempo real y acelerar la exploración. Una arquitectura flexible y multitarea brinda nuevas posibilidades para trabajar con conjuntos de datos complejos y producir resultados visuales valiosos. Presentamos varias características clave de Gephi en el contexto de la exploración e interpretación interactiva de redes. Proporciona un acceso fácil y amplio a los datos de la red y permite especializar, filtrar, navegar, manipular y agrupar. Finalmente, al presentar las características dinámicas de Gephi, destacamos los aspectos clave de la visualización dinámica de redes” (Bastián, M; Heymann,S & Jacomy, M, 2009)

Para el procedimiento manual, se creó una base de datos con todos los comentarios realizados por los usuarios en las publicaciones revisadas que tenían mayor densidad de nodos interactuando con un tema en particular, posteriormente se analizó cada comentario con el objetivo de eliminar publicaciones erróneas o que no tienen concordancia con el objetivo de estudio. Para la recogida de datos que implica interacciones en redes sociales como Twitter se recurrió a la netnografía porque los consumidores cada vez en mayor medida están accediendo a las comunidades online para disponer de información más objetiva (Kozinets 2002, p.61). Además, el proceso de recolección de datos es más barato, corto, sencillo y realista (Braunsberger y Buckler 2011). 

La Netnografía puede definirse como estudio cultural a través de una inmersión profunda en el grupo que está siendo estudiado (Goetz; Lecompte, 1988). Tal como menciona Fresno (1001) la netnografía corresponde a una disciplina que se encuentra en desarrollo, en palabras del autor:

Una nueva disciplina o una antidisciplina o una interdisciplina o, simplemente, una teoría en construcción y desarrollo para entender la realidad social que se está produciendo en el contexto online donde millones de personas conviven, se expresan e interactúan a diario. (p.17).

Resultados

A continuación, se presentan los resultados obtenidos según la metodología detallada en el apartado anterior.

Utilizando el programa Gephi se realizó una búsqueda considerando las palabras astronomía y astrofísica y sus hashtags respectivos, además, se consideró el uso de estas palabras (y sus hashtags) sin tilde. Dentro de los 734 nodos revisados, se registraron 1141 aristas. La distribución de los nodos según su tipo se registra en el siguiente gráfico:

Gráfico 1: Distribución de los nodos.

Dentro de los 260 tweets y retweets totales, se descubrió una distribución equitativa de los tweets (123) y los retweets (137).

Con respecto al uso de los conceptos astronomía y astrofísica (y sus hashtags respectivos), se observó una preeminencia del concepto astronomía (96) en desmedro del concepto astrofísica (12). Esto se debe a que el concepto astrofísico se utiliza mayoritariamente en un contexto académico, y los tweets que se recogieron en este análisis son de carácter divulgativos y/o periodísticos donde el concepto astronomía es más utilizado al ser más familiar al usuario no científico.   De la misma forma, el #astronomía fue más usado que #astrofísica, con una frecuencia de 95 y 2, respectivamente. Cabe destacar que de la cantidad de tweet y retweets revisados, hubo 104 hashtag distintos que se utilizaron.

El análisis del grafo nos permite medir la cantidad e intensidad de las relaciones establecidas entre diversos actores usuarios de Twitter que utilizan los conceptos astronomía y/o astrofísica. Cada circulo corresponde a un nodo y cada color representa el tipo de nodo, según la siguiente tabla:

Tabla 1: Clasificación por colores de los tipos de nodos.

Las líneas de color gris corresponden a relaciones y vínculos entre los diversos nodos, ya sea, retweeteo (RT´s), uso de Hashtag, uso de link, etc


Grafo 1 Lectura de un grafo.

Por ejemplo, en el grafo de la izquierda, se muestra un nodo naranjo inferior que representa un Tweet que fue publicado por la cuenta asociada con el nodo (inferior) de color azul encerrado en un círculo. Este Tweet interactúa con tres cuentas (de color azul), dos links (de color celeste). A su vez, el tweet representado por el circulo naranjo de la parte central, menciona dos cuentas que fueron mencionadas por la cuenta anterior (círculos azules que reciben dos flechas grises), además este segundo tweet incluye una imagen (nodo amarillo) y es retweeteado por la cuenta representada por el nodo superior azul que está encerrado en un circulo negro. El retweet corresponde al nodo naranjo de la parte superior del grafo.

En el siguiente grafo se muestra la distribución de las interacciones y vínculos en torno a los conceptos astronomía y astrofísica durante el día 04 de agosto.


Grafo 2: Grafo de representación del uso de los conceptos astronomía y astrofísica en Twitter el día 04 de agosto.

Como se puede observar, existen zonas con mayor densidad de interacciones y otras regiones aisladas. Además, es posible visualizar que algunas regiones pobladas se conectan entre sí. En lo que sigue mostraremos que, aunque el grafo muestre que hay conexión entre zonas de alta densidad, la interacción que se produce es nula desde el punto de vista relacionar. Analicemos la parte central del grafo:


Grafo 3 : Red global de comunidades. Énfasis en la comunidad que presenta mayor interacción.

En la zona central, se muestra una elipse que encierra 6 nodos. El nodo celeste de la izquierda representa un link compartido por la cuenta @alex_riveiro (nodo azul) en el tweet representado con el nodo naranjo. El nodo verde representa #ciencia y el nodo celeste de la parte inferior representa un link compartido por otro usuario (encerrado en un rectángulo) y esconde el #astronomía (no es visible debido a las limitaciones del software). Además, este grafo muestra que el tweet de @alex_riveiro contiene una imagen (nodo amarillo). A continuación, se presenta el tweet en cuestión.  


Imagen  3: Tweet de @alex_riveiro

La alta densidad de nodos en la parte superior por fuera de la elipse (contenido del Tweet) muestra el alcance que tiene la publicación. Como se puede observar, hay una zona poblada de nodos azules que corresponden a los usuarios que interactuaron con @alex_riveiro, los nodos naranjos muestra que esta interacción se dio por medio de RT´s.



Grafo 4: Parte central de grafo completo. interacción en torno al tweet de @alex_riveiro

Como no existen flechas que apuntan directamente a nodo que representa a @alex_riveiro, entonces no hubo un debate y/o conversación entre los usuarios y el divulgador por medio de RT´s. Solo hubo reacción por parte de los usuarios al contenido de @alex_riveiro, sin ninguna repuesta por parte de él. Es importante destacar que el software no registra los comentarios de los usuarios al tweet revisado.

Otra comunidad que se puede observar es la que está ubicada al lado izquierdo (encerrada en un recuadro) de comunidad central revisada en los párrafos anteriores.



Grafo 5 : interacción entre comunidades I

La elipse que encierra los nodos verdes (6), amarillo (1), naranjo (1) junto con los nodos verdes que interactúan con los que se encuentran en el interior del ovalo (encerrados en un triángulo) corresponden a la información presente en el Twitter de @joseilicgarcia (nodo azul en el interior de la elipse). Los nodos azules que se encuentran en la parte superior de la elipse corresponden a usuarios que realizaron retweett (representados por los nodos naranjos que se encuentran en la parte superior) a la publicación de @joseilicgarcia. Si realizamos una revisión manual de Tweet de @joseilicgarcia (https://twitter.com/joseilicgarcia/status/1423049061494579206)  podemos observar que no hay comentario por parte de los otros usuarios.

Como es posible revisar en este diagrama, la única “interacción” que se da entre las comunidades dice relación con hashtag comunes que han sido utilizado sin, necesariamente, abordar temas comunes (si bien todos ligados a la astronomía) ni haber un dialogo entre ellos.  Lo mismo ocurre con todas las relaciones que se visualizan entre las distintas “altas densidades” del grafo. *los círculos negros encierran el hashtag responsable de la comunicación entre comunidades.


Grafo 6: interacción entre comunidades II

Observando la porción del grafo que se presenta a continuación, podemos visualizar que no tiene aristas que la conecten otras comunidades, posiblemente debido a la ausencia de hashtag en sus publicaciones y a la naturaleza de sus seguidores. Por esta misma ausencia es que no se visualiza una alta concentración de nodos y aristas (prácticamente no hay comentarios, ni retweets). Haciendo una observación más fina, es posible visualizar que esta red se reduce a menciones entre cuentas, donde cada una de estas presenta un alcance casi nulo. Estas menciones corresponden a cuentas que twittean el mismo contenido terminando con la leyenda … via @cienciaplus (ver imagen) Es importante destacar que estas menciones no implican un dialogo entre las cuentas interactuantes.

Grafo 6: Comunidad aislada sin uso de hashtag.

Imagen  4: Reproducción de un mismo Twitter

Sin embargo, el uso de hashtag no es el determinante en el alcance de las cuentas asociadas a contenidos de astronomía. Esto lo podemos visualizar en el tweet (nodo naranjo del recuadro) (ver grafo 8) publicado por @Andreaobaid (nodo azul encerrado en un círculo).



Grafo 8: . interacción en torno al tweet de @Andreaobaid

En este subgrafo en forma de árbol es posible visualizar el alcance del tweet de @Andreaobaid. Este alcance, como en la mayoría de las publicaciones de Twitter, se observa según la cantidad de RT´s que tiene el tweet más en que la cantidad de comentarios. Al igual que en los análisis anteriores, el hecho de que las flechas solo apunten hacia una dirección dice relación a que ningún RT´s fue mencionado nuevamente por @Andreaobaid. Sin embargo, si nos vamos a la publicación, podemos observar que hay interacción entre @Andreaobaid y los usuarios que comentan su tweet (ver imagen 6). 


Imagen 5: Tweet de @andreaobaid.
 *la cantidad de Rt´s difiere de los presentados en el grafo debido a que las capturas de pantalla se realizaron en tiempos distintos.

Imagen 6: Comentarios de @andreaobaid a algunas respuestas de su tweet.

Sin embargo, luego de responder los primeros mensajes, la autora del Tweet se limita a utilizar la opción FAV ( es como un “me gusta” en Twitter) como herramienta de interacción con los otros usuarios.


Imagen 7: interacción de @andreaobaid a algunas respuestas de su tweet por medio de la opción “me gusta”

Reflexiones finales

El análisis en torno a los conceptos astronomía y astrofísica (y sus hashtags respectivos) nos aporta algunas claves como interactúa la comunidad en Twitter en temáticas relacionadas a la astronomía. A pesar de que un hashtag es una invitación a dialogar, su principal uso responde a la necesidad de los usuarios de llegar a más público sin que se produzca un intercambio de información entre el creador de tweet y los usuarios que “intectuan” con él. Sin embargo, el uso de esta etiqueta no asegura un alto alcance. Eso se puede visualizar en la zona de alta densidad que tiene una mayor concentración de nodos de color verde (que representan los hashtags), donde no se observa que interactúen mayormente con otras comunidades o microcomunidades. Si el uso de hashtag fuese determinante para llegar a la mayor cantidad de público, deberíamos observar una zona de alta densidad de nodos verdes que este comunicada con zonas de altas densidad que concentren tweet, retweet y usuarios (nodos amarillos y azules).

Al revisar los Tweet que mostraban una mayor densidad de nodos y aristas, pudimos observar ausencia de respuestas e incluso la existencia de “plagio” en los tweets, lo que revela una baja participación de los usuarios en las conversaciones congregadas por el hashtag. Eso puede  deberse a que la naturaleza del contenido ( en el caso de @Alex_riviero, el contenido es un link que invita a la lectura de una bitácora de ciencia y en el caso de @andreaobaid es la promoción de una nueva temporada de una serie) no invita al dialogo entre los usuarios, y por tanto, la interacción solo se reduce a agradecimientos y felicitaciones o a que los comunicadores responden a un mecanismo lineal y unidireccional en la transmisión de conocimiento científico, donde la participación del “consumidor” se reduce a ser un receptor acrítico de contenido, avalando la tesis del modelo de déficit.  No hemos de dar por hecho que la información, los recursos, los contenidos que se comparten directamente generen aprendizaje en los usuarios que interactúan con el tweet.  Llama especialmente la atención la ausencia de debate y de conversaciones, porque las menciones y retweets no añaden nada al discurso original y no existen tampoco comentarios.

Por último, este estudio preliminar presenta algunas limitaciones. En primer lugar, la selección de los conceptos y hashtag no se realizaron en un día donde hubo un acontecimiento astronómico que asegurara el surgimiento de comunidades “hablando” en torno al tema. Se podrían haber considerado la versión de ingles de los conceptos y hashtag además de otros relacionados con la astronomía. En segundo lugar, no se ha analizado detalladamente el contenido del tweet sino solo la inclusión del concepto o hashtag, entendiendo que las etiquetas resumían el contenido. En tercer lugar, no se ha realizado un estudio evolutivo de los hashtags en función del tiempo, ya que solo se revisó su uso en un día determinado en un intervalo de horario que osciló entre las 8:00 y las 16:00 hora Chile. Conocer la evolución en el tiempo de determinados conceptos y hashtags podría habernos ayudarnos a conocer cuáles son temas de tendencia y cuáles son temas de permanencia a través del tiempo.

Bibliografía

Ardévol, E. (2016). Big data y descripción densa. Virtualis, 7(14), 14-38

Braunsberger, K. y Buckler, B., 2011. What motivates consumers to participate in boycotts: Lessons from the ongoing Canadian seafood boycott. Journal of Business Research, 64, 96-102.

Bastian, M., Heymann, S., & Jacomy, M. (2009, March). Gephi: an open source software for exploring and manipulating networks. In Third international AAAI conference on weblogs and social media.

Castillo-Ramírez, I., & Alberich-Pascual, J. (2017). Análisis de estrategias de difusión de contenidos y actividad en redes sociales en revistas de divulgación científica: factores de interacción, visibilidad e impacto. Estudios sobre el mensaje periodístico23(2), 145.

Celaya, J. (2008). La Empresa en la WEB 2.0. Editorial Grupo Planeta, España

Calvo, M (2003). Divulgación y periodismo científico: entre la claridad y la exactitud.
México: Dirección General de Divulgación de la Ciencia.

Daza, S., & Arboleda, T. (2007). Comunicación pública de la ciencia y la tecnología en Colombia: ¿políticas para la democratización del conocimiento? Signo y pensamiento, (50), 100-125.

Del Fresno, M. (2011). Netnografía. Barcelona: UOC.

De Semir, V. (2014). Decir la ciencia. Divulgación y periodismo científico de Galileo a
Twitter.
Barcelona: Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona

Delfa, C. V., Cantamutto, L., & Núñez-Cansado, M. (2021). Análisis del hashtag# MeQuedoEnCasa: la conversación digital por twitter® ante la emergencia producida por la covid-19. Íkala26(2), 375-394.

Durant, J. (1999). Participatory Technology Assessment and the Democratic Model of the Public Understanding of Science. Science and Public Policy26(5), 313-319. DOI: https://doi.org/10.3152/147154399781782329

De Leo Winkler, Mario. (2016). Descolonizar la Divulgación Astronómica. 8.

Espinosa Santos, Victoria. (2010). difusión y divulgación de la investigación científica. Idesia (Arica)28(3), 5 6. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-34292010000300001

Holmberg, K., Bowman, T. D., Haustein, S., & Peters, I. (2014). Astrophysicists’ conversational connections on Twitter. PloS one9(8), e106086.

Kozinets, R.V., 2002. The field behind the screen: using netnography for marketing research in online communities. Journal of Marketing Research, 39, 61–72

Manovich, L. (2011). Trending: The promises and the challenges of big social data. Debates in the digital humanities2(1), 460-475.

Lindstrom, M. (2016). Small data: the tiny clues that uncover huge trends. St. Martin’s Press.

Roca Marín, D. (2017). La divulgación científica en la universidad desde su contextualización histórica: estudio de caso y propuesta de un modelo de divulgación para la Universidad de Murcia. Proyecto de investigación:

Scheufele, D. A. (2013). Communicating science in social settings. Proceedings of the National Academy of Sciences110(Supplement 3), 14040-14047.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *