Hackfeminismo en Abya Yala: reconociendo prácticas y reflexiones desde posturas contra-hegemónicas

Resultados

En una primera observación, se reconocen estilos bastante distintos entre cada página. Cada una pertenece al dominio abierto de .org, pero mientras Imilla Hacker tiene un diseño web relativamente simple, el de la colectiva Sursiendo es un poco más elaborado, utilizando más colores ilustraciones y fuentes de texto diferentes.

Image
Image

Estas diferencias en la estética de la pagina web, muestran como ambas colectivas generan cierta experiencia al navegar por su contenido, mientras la Imilla hacker expone sus reflexiones y experiencias como mujeres latinoamericanas hackers, Sursiendo genera un espacio de blog con noticias, reflexiones y encuentros con un enfoque de comunicación cultural digital.

  • Quienes son:

Por un lado, Sursiendo presenta un apartado sobre la colectiva que se divide en cinco links: Quienes somos, misión visión y valores, ejes temáticos, áreas de trabajo, comunicados. En estos apartados de manera ordenada se explica que la colectiva sursiendo busca contribuir a la lucha por los derechos digitales y la libertad y autonomía digital usando como técnicas el compartir saberes, incentivar a la participación, fomentar el uso de tecnologías críticas, construir vínculos comunitarios y coescribir narrativas emancipadoras en un contexto social y natural, desde los ejes temáticos de derechos digitales colectivos, comunidad digital y hackfeminismo. Toda esta información se explica en párrafos concretos y apartados en formato Blog sobre sus comunicados frente a diversos debates.

La Imilla Hacker, por otro lado, su página web completa gira en torno a su experiencia como hacker con un texto escrito en negro, fondo blanco y fuente estándar, donde narra en primera persona sobre su decisión de colectivizar sus vivencias como hacker mujer y latinoamericana, incentivando el uso de software libres para la educación en aulas en un contexto latinoamericano. Imilla Hacker escribe:

“Supe que debería contarle, a ella y a cientos de chicos como ella, que es verdad que de noche en el ciberespacio cruzamos fronteras, y abrimos puertas invisibles que los poderosos se empeñan en que queden cerradas. Colaboramos con compañeros de todo el mundo, trabajamos sin patrón ni amo, saciamos nuestra curiosidad infinita, escribimos códigos que hacen cosas maravillosas, y nunca nunca aceptamos la tecnología como algo intocable que sólo sirve para hacer más ricos a los ricos. Si no puedo desarmarlo, o si no puedo entenderla, no es una tecnología que me sirva. Es chatarra.”

  • Blogs de contenido:

Ambas colectivas presentan sus contenidos de manera distinta. Mientras Sursiendo tienen un apartado con el link al blog que esta categorizando en nueve apartados:

– Todas                                                           – Botones de muestra

– Sursiendo hilos sueltos                                 – Retazos esporádicos

– Publicaciones y materiales                            – Lugares comunes

– Hackfeminismo                                            – sábado común denominadores

– Puntadas técnicas      En cada apartado caben seis entradas de blogs divididas en cientos de páginas. Por lo que se cuenta con bastante contenido acumulado a través de estos diez años de la colectiva. Por otro lado, La Imilla hacker utiliza estos links que se encuentran en el inicio de su página web, donde escribe desde Latinoamérica, con críticas a la industria del software, a la gobernanza de los datos y la educación digital. Sin embargo, desarrolla contenido en formato podcast con eldesarmador.org, donde hartas de la desinformación sobre tecnología intentan generar espacios de conversación donde desarman la tecnología para reorientar nuestra relación con ella. En este podcast, tienen 23 programas sobre el uso de softwares libres, la vigilancia de internet, el extractivismo, la programación, seguridad digital, etc.

Image
  • Contenido sobre colonialismo

“Despertemos, despertemos humanidad ya no hay tiempo nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de estar solo contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal” (Berta Cáceres)

En el contenido digital de ambas colectivas hay bastante información sobre la tecnología en nuestra región. Esta información se presenta de diferentes maneras, desde la experiencia individual en la interacción tecnológica y como reflexión teórica sobre los contextos culturales en los que la tecnología se inserta. Se pueden observar múltiples corrientes reflexivas donde se constatan dichas experiencias individuales y colectivas: En primer lugar, interesa la experiencia individual de Imilla Hacker con respecto a su acercamiento a la conexión de internet, historia que identifica como una anomalía dentro de su territorio, ya que debido al negocio del cibercafé pudo tener un acceso que de otra manera no habría sido posible.

“En Bolivia no es fácil pensar en una conexión directa en casa, por lo caro y lento que es el servicio, pero en el caso de mi familia tuve suerte ya que se formó un negocio, pusimos un cibercafe, que hace diez años estaban de moda y eran buen negocio. Esto me permitió acceder a internet las 24 horas del día, me sentí afortunada y especial al poder estar conectada siempre.”

En segundo lugar, tanto Imilla Hacker como Sursiendo traen a colación referencias sobre las brechas digitales en Latinoamérica con respecto del norte global y reconociendo las necesidades específicas de la región, ya sea desde la educación o discutiendo con otras colectivas que trabajan educando sobre tecnologías libres con puntos de vista emancipadores. En un tercer ejemplo, se problematiza desde el macroproblema que supone el neoliberalismo y, en concreto el capitalismo de los datos en la lucha contra el extractivismo en latinaomeérica.

Image
Image

Contenido feminista

Image
Image

En cuanto al contenido feminista, ambas colectivas destinan parte de su espacio desde el feminismo. En el caso de La Imilla Hacker, que es un grupo de mediactivistas bolivianas cuyo nombre significa mujer joven en quechua/aymara. En esta página, se reune desde la experiencia como mujer hacktivista. Si bien no es lo entral en sus quehaceres, sin duda representa una corriente activista y/o teórica importante. El relato compartido, que es la primera entrada de su blog, Imilla Hacker incorpora la variante de género a la hora de educar socialmente a las mujeres como ajenas a la tecnología, lo que genera mayores brechas digitales y el llamado analfabetismo digital. Por otro lado Sursiendo se propone aportar al cambio social desde los hackfeminismos, aunque no unicamente. En este caso, se cuentan con varias entradas de blogs donde desarrollan contenido sobre hackfeminismo, problematizan sobre la posición de las mujeres en internet, convocan a encuentros y reconocen quehaceres de otras colectivas.

Finalmente, interesa destacar que ambas colectivas tienen entradas sobre el movimiento por un internet feminista, movimientos que surge de la articulación de feministas en el año 2014 en torno al proyecto Imagine a feminist internet dirigido por la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones por medio de encuentros sobre género, sexualidad e internet. En esta instancia se articularon principios básicos de internet como declaraciones sobre los derechos de género en la discusión de derechos digitales que reúne a activistas de todo el mundo que desarrollaron líneas de acción hacia un internet más inclusivo, equitativo y justo para así colaborar con el proceso de re-apropiación de herramientas digitales.

Image

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.