Brechas digitales: complejizando la reflexión desde posturas contra-hegemónicas

Formulación del Problema

 

Este es un escrito de carácter teórico – reflexivo sobre las brechas en el desarrollo digital desde puntos de vista feministas y anticolonialistas, que busca plantear un problema de investigación preliminar sobre el campo de las plataformas digitales desde puntos de vista contra-hegemónicos.  En un escenario de conectividad global, el acceso a internet es fundamental para la participación digital, que actualmente concentra gran parte de nuestras interacciones sociales y fuentes de información. Este acceso no se distribuye de manera equitativa, sino que hay diversas variables sociales, culturales, económicas y políticas que generan brechas y asimetrías de poder en el modo de uso de plataformas digitales, las habilidades y competencias que se adquieren dentro de estas, los bagajes culturales que esta incorporación de las tecnologías a nuestra cotidianeidad trae consigo, diferencias en los resultados sobre conocimientos técnicos entre quienes viven en condiciones que permiten un mayor acceso y competencias técnicas dentro del oligopolio de las plataformas digitales, generando una brecha algorítmica.

 

Considerando a la tecnología como un espacio político, estar fuera o dentro de este espacio es una perdida de agencia dentro del mismo, donde mujeres tienen estadísticamente menos oportunidades de acceso social y laboral dentro de este ámbito. Se han promovido políticas públicas que buscan que esta brecha decrezca con líneas de acción que promueven una evaluación de la situación, el término de la violencia de género en plataformas digitales, mejorar infraestructura pública de servicios a internet, promover la educación digital y abrir convocatorias y programas hacia una inserción de mujeres a las disciplinas de STEM (Pérez de Acha). Sin embargo, estas implementaciones no han solucionado los problemas estructurales de la masculinización de la construcción del conocimiento y de las instituciones tecnocientíficas.

 

Desde esta concepción interesa continuar desde una lógica que invita a complejizar la reflexión en los estudios sobre brechas digitales, reconociendo que dicha brecha conduce a inequidad técnica en el mundo globalizado, donde unos pocos integran una élite de conocimiento, que termina jerarquizando a quienes generan, estudian y teorizan sobre estos temas, según líneas investigativas y de acción. Este problema, se sostiene sobre el oligopolio de las plataformas de uso transnacional, como lo serían Amazon, Google y Facebook, por ejemplo. En este contexto, ¿cómo se posicionan en el mercado nacional (y global) los grupos e individuos que desarrollas usos digitales desde paradigmas contra hegemónicos? ¿Quiénes logran acceso al financiamiento para desarrollar plataformas que puedan al menos competir en el mercado, por lo menos de manera local? ¿Qué intereses y estrategias utilizan para posicionarse en el desarrollo digital latinoamericano? Las diferencias culturales y el colonialismo limitan las posibilidades ante una escala global que abarca datos masivos a lo ancho del mundo, materializado en que los costes de adherirse al sistema global son menores que el desarrollo de la industria digital local. ¿Cual es el mercado efectivo de estas plataformas generadas desde el sur global, con enfoques contrarios a la norma sexista y racista?

 

Para este ensayo se busca evidenciar dos categorías de discriminación dentro del campo del desarrollo tecnológico: el colonialismo tecnológico y la inequidad frente al norte global que los desarrollos tecnológicos latinoamericanos suponen, y el patriarcado en la institución de la ciencia y tecnología, con el fin de identificar a voces con esfuerzos contra-hegemónicos que repiensan los modos de relación digital, voces históricamente invisibilizadas dentro de las lógicas universales y sexistas en la tecnología.

 

Preguntas y Objetivos

 

Comprender el quehacer de grupos que desarrollan tecnologías desde las lógicas no hegemónicas latinoamericanas y/o feministas en Chile.

 

  • Identificar a grupos que desarrollan desde lógicas alternativas plataformas digitales desde Chile
  • Reconocer intereses de líneas de acción de grupos que desarrollan plataformas digitales alternativas en Chile
  • Localizar lógicas contra-hegemónicas de desarrollo de plataformas digitales desde Chile.

 

 Justificación del proyecto

 

Desde una primera instancia de revisión bibliográfica, se decide estudiar algunas cargas sexistas y androcéntricas sobre el desarrollo de plataformas digitales que han legitimación a ciertos métodos o grupos que se posicionan por sobre otras. El género es una variable ampliamente discutida dentro de los estudios de ciencia, tecnología y sociedad que buscan dejar de asumir el carácter neutral y objetivo de la tecnología, donde se reconocen valores sociales en la institución que reflejan el sexismo y la jerarquización de categorías y valores denominadas masculinas y femeninas, siendo los valores femeninos inferiorizados. Generar discusión sobre estos temas, desde ejemplos situados es muy importante ya que la tecnología es un elemento que modifica bastante nuestra relación con internet y su conectividad global, así como en la manera en la que nos relacionamos con la información y como armamos redes de relaciones, considerando experiencias concretas y alejándose de los patrones de teorías universales.

 

Sobre los valores sociales que inciden el espacio en el que se insertan las instituciones tecnocientíficas, Eulalia Pérez Sedeño escribe que “los sistemas tecnológicos tienen valores que no son evidentes en la selección de los fines a lograr por medios tecnológicos. El criterio instrumental, la eficacia, enmascara esos valores” (Pérez Sedeño, 1998, pág. 125) contaminados del sexismo, el racismo, y la clase, como sistemas que reproducen y propagan desigualdad beneficiando a hombres blancos, ricos, blancos y del hemisferio norte, valores donde ni el feminismo ni la problematización sobre la desigualdad de géneros tienen cabida. En ese sentido, Eulalia propone deshacer la relación entre masculinidad y tecnología, que tendrá como resultado “un nuevo criterio de demarcación, una redefinición de la tecnología y de qué debemos considerar progreso tecnológico” (Pérez Sedeño, 1998, pág. 28).

 

Sandra Harding, por otro lado, ha problematizado en el tema desde las propuestas de construir epistemologías feministas para los estudios de ciencia y tecnología desde una óptica del género, invitando a repensar maneras emancipadoras de buscar el conocimiento, proponiendo líneas de investigación que se sostengan sobre fundamentos que busquen una mayor objetividad frente a tan alta carga política del sistema en el que se investiga. Estas epistemes son catalogadas en tres variantes: en primer lugar, el empirismo feminista corriente que permitiría ampliar el umbral de métodos y normas más allá de las sexistas y androcéntricas ya instauradas. El punto de vista feminista, en segundo lugar, que denuncia las distinciones valóricas de pensamientos desde una lógica binaria entre mente – masculinidad y cuerpo – feminidad, objetividad y subjetividad, atribuyéndole, de paso, cierta perversidad al pensamiento masculino. Finalmente, el postmodernismo feminista, que desde el escepticismo hacia las teorías universales buscan investigar desde la concepción de identidades fragmentadas en la modernidad.

 

Ante la amplia teorización y comprobación empírica de la inequidad de género en la tecnología, e intentando continuar con esta epistemología postmoderna feminista, es que se considera, a efectos de este ensayo, importante intersectar estas discriminaciones del acceso a internet con variantes situados, reconociendo un contexto global de élites capitalistas, patriarcales y blancas que mantienen un oligopolio de datos y plataformas digitales que inscriben límites políticos entre regiones y naciones. Las empresas transnacionales de plataformas digitales han reproducido formas de acumulación con una carga ideológica capitalista a una escala global y con una concentrada aglomeración de infraestructuras que influyen en las agendas nacionales y que guían “las formas de explotación contemporáneas de la vida de los pueblos latinoamericanos.” (Tello, 2020, pág. 60). Frente a esto ¿cuál es el espacio efectivo de desarrollo tecnológico dentro del mercado global para personas y grupos que redibujan los limites impuestos, desde Latinoamérica?

Los estudios poscolonialistas han evidenciado que la legitimidad del conocimiento depende de su procedencia, por lo que no tienen un mismo valor las investigaciones realizadas desde el sur global con respecto de las estadounidenses o europeas, generando periferias del conocimiento geopolíticas que necesitan validaciones desde las lógicas normadas por el centro. Esto es porque la historia ha sido contada desde solo un lado, aniquilando memorias indígenas y jerarquizando desde las estructuras hegemónicas de la sociedad, convirtiéndose en un “instrumento ideológico de dominación social” (Yopasa Ramírez, 2011, pág. 114). Las condiciones geográficas, climáticas, culturales y sociodemográficos explican la sensación de subdesarrollo de las economías africanas, asiáticas y latinoamericanas, además del “desaprovechamiento histórico de las oportunidades que los cambios tecnológicos y técnicos propias de las revoluciones industriales les ofrecieron, sino, a la acción y/o inacción de los gobernantes en la aplicación de políticas en un contexto de instituciones políticas y económicas no inclusivas, antes que las mismas condiciones de la geografía política”, que estructuran formas de poder, donde la tecnología ha tenido un rol de herramienta para el desarrollo de los pueblos y para el “ordenamiento geopolítico del mundo”, profundizadas por el mercado y las políticas de gobierno (Muñoz Velasco & Avedaño López, 2014).

 

Desde un análisis relativamente más concreto, ¿Qué consecuencias sociales tiene la brecha digital en los datos masivos?, según Boyd y Crawford (2012) explican seis ejemplos que generan críticas en las tecnologías de big data; desde la definición del conocimiento, desde su influencia en la investigación y los modelos de inteligencia; su presunción de objetividad; los valores socioculturales tras la interpretación de datos masivos; la ética tras la extracción de datos; finalmente, la información recaudada sobre las redes entre usuarios no es equivalente a la información de las redes personales; y el punto central de este artículo, las nuevas divisiones digitales debido al acceso limitado. En este último punto, Boyd y Crawford destaca que las redes sociales son las que tienen acceso a masivos datos transnacionales, además de Google, que a la demás comunidad no podrá acceder. El acceso en sí mismo es una herramienta discriminadora, sin embargo, con él vienen habilidades computacionales que benefician en su mayoría a algunos pocos y que restringe el desarrollo para algunxs. “Siempre que las desigualdades se escriben explícitamente en el sistema, producen estructuras de clase” (Boyd & Crawford, 2012)(;24).

 

A modo de conclusión preliminar de este trabajo de investigación teórico – reflexivo, se destacan valores en las instituciones de plataformas digitales y las industrias de datos masivos que causan una situación desigual, por lo que es importante reescribir las normas instauradas por medio de la documentación de experiencias alternas, reconociendo su trabajo y su existencia en el mercado digital.

 

 

Bibliografía

 

Boyd, D., & Crawford, K. (2012). Critical questions for Big Data: provocations for a cultural, technological, and scholarly phenomenon. Information, Communication & Society(15), 662 – 679.

Muñoz Velasco, L. A., & Avedaño López, J. (2014). Geopolítica, ciencia y tecnología en las sociedades con instituciones políticas y mercados no inclusivos. Administración & desarrollo, 43(59), 41 – 51.

Pérez de Acha, G. (s.f.). Brecha digital de género en México: ¿De qué hablamos cuando hablamos de accesp? México: Derechos digitales América Latina.

Pérez Sedeño, E. (1998). Factores contextuales, tecnología y valores: ¿desde la periferia? Revista interdisciplinar de filosofía, 119 – 142.

Tello, A. M. (2020). Apropiación tecnológica y disidencias maquínicas en América Latina. En A. M. Tello, -tecnología, política y algoritmos en América Latina (págs. 55-77). Viña del Mar: CENALTES Ediciones.

Yopasa Ramírez, M. (2011). Geopolítica del conocimiento en América Latina: la construcción de espacios históricos otros. Revista Austral de Ciencias Sociales 21, 111 – 136.

 

 

 

 

1 thought on “Brechas digitales: complejizando la reflexión desde posturas contra-hegemónicas”

  1. Muchas gracias por ese avance Luciana. Planteas abordajes a lo digital sumamente relevantes, pero creo que hace falta concretizar más. Por ejemplo, el concepto de brechas digitales resulta demasiado amplio y genera la duda de si tu foco está en las exclusiones de personas usuarias o sobre las dificultades para generar emprendimientos tecnológicos desde el Sur. Ambas problemáticas dan para trabajos distintos. Si bien se infiere la pregunta de investigación del objetivo general (“Comprender el quehacer de grupos que desarrollan tecnologías desde las lógicas no hegemónicas latinoamericanas y/o feministas en Chile”), expresada así la temática resulta demasiado amplia, por lo que te recomiendo desde ya identificar un caso de estudio y limitar a qué tipo de grupos o tecnologías concretas te refieres. Si bien no hay drama con que sea una investigación más conceptual y teórica, la idea es que sea una investigación por lo que debe tener un componente empírico. Por ejemplo, podrias identificar uno o dos casos de desarrollo local de plataformas digitales y analizar cómo promueven agendas y valores contra-hegemónicos y las problemáticas que tuvieron o han tenido que enfrentar dado al colonialismo, racismo y sexismo del mercado global. Eso implica también repensar los objetivos específicos a cómo estudiaras los casos en particular. Estos casos de estudio te permitirán ejemplificar tus reflexiones teóricas en torno al colonialismo y el patriarcado dentro del campo de desarrollo tecnológico digital. Para contribuir a tu marco conceptual, te recomiendo revisar los trabajos de Paola Ricaurte como este: https://revistachasqui.org/index.php/chasqui/article/view/3664 y este número especial: https://revistadigitos.com/index.php/digitos/issue/view/6 En temas de formato, hay algunos errores de tipeo y redacción y se puede aprovechar mejor las potencialidades del blog.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *