Activismo Digital En Comunidades Indígenas De Latinoamérica, En Contexto De Emergencia Sanitaria Por Covid-19.

Las consecuencias en el mundo por la emergencia sanitaria por Covid19, ha generado diversos efectos en la población mundial. Particularmente, en algunas comunidades indígenas que se sitúan en Latinoamérica. Las cuales previo a la pandemia, ya estaban sujetas a la invisibilización por parte de sus estado nación, y hoy con los diversos escenarios a los cuales se encuentran sujetos por la emergencia sanitaria, las diversas problemáticas de sus territorios, se agudizan aún más. 

En este contexto, es que esta investigación pretende dar cuenta de sus actores, sus prácticas culturales, la libre expresión y los temas de debate que quieren comunicar las y  los activistas desde de sus comunidades de origen, a través de la red social de Instagram, como una herramienta de difusión de información y al mismo tiempo de acercamiento a espacios de discusión, con la finalidad de que sus seguidores adhieran a las causas que defienden. 

En este marco es que me propongo describir e interpretar el significado del uso de la red social Instagram, como estrategia de resistencia para comunidades originarias en Latinoamérica, y como esta se transforma en un medio para la visibilización de diferentes individualidades y colectivos en diversos territorios.

Introducción 

¿Por qué reflexionar sobre comunidades indígenas de Latinoamérica, en contexto de emergencia sanitaria por Covid19? Porque desde el territorio en donde vivo, la segunda región de Antofagasta, las prácticas culturales, la lengua y las actividades cotidianas, tienen bastantes similitudes con algunas comunidades originarias de Sudamérica. Experiencia que me permite comprender de manera profunda sus complejidades actuales. ¿Cómo me acerco a las comunidades en un contexto mundial, en donde no es posible movilizarse a otros territorios? El acceso y uso de las tecnologías digitales, el internet, y los teléfonos inteligentes, se han convertido en elementos imprescindibles en todos los lugares. 

En este escenario es que nace una comunidad virtual, que visibiliza a comunidades originarias de distintas partes de Latinoamérica, como Quechuas que viven sectores rurales de Perú o que se movilizan entre lo rural y lo urbano, Aymaras de la sierra Boliviana,  Kichwas de Ecuador, Afrocolombianas de Colombia, Zapotecos de México, como tantos otros actores de comunidades originarias, que dedica a difundir sus vivencias, intereses y demandas en redes sociales.

De esta manera es que las aplicaciones de Facebook, Instagram y tik tok, es posible observar, que las y los jóvenes son quienes se dedican a promover su lengua materna, relatan prácticas culturales de sus comunidades de origen, vestimenta, alimentación, el acceso a derechos sociales, como también reflexiones sobre el contexto social y político de sus países de origen. En este sentido, también es posible observar, reflexiones que se relacionan con racismo, etnicidad, colorismo, colonialismo, y género, como eje para activar espacios que históricamente han sido negados a personas racializadas, o para comenzar un debate profundo sobre los procesos históricos que han afectado a sus comunidades. 

En este horizonte es que mi pregunta de investigación, es Indagar sobre el uso de Instagram, como una herramienta de resistencia de jóvenes indígenas, pertenecientes a comunidades originarias de Latinoamérica, en contexto de emergencia sanitaria por Covid-19, la que tiene por objetivo general; Indagar en las motivaciones de las y los jóvenes, para difundir su lengua y prácticas culturales a través de Instagram; Conocer la cotidianidad de las comunidades originarias, en el escenario actual de emergencia sanitaria; y Visibilizar el activismo digital de personas indígenas, en contexto de emergencia sanitaria por Covid-19. 

A través del presente estudio, se entregará revisión bibliográfica de la temática de investigación, la metodología utilizada, los casos de estudio, y hallazgos y conclusiones sobre activismo digital en Latinoamérica. 

Marco Teórico

Los motivos para investigar sobre activismo digital de personas indígenas, nace del proceso de la escritura de mi tesis para optar al grado de Magíster en Antropologías Latinoamericanas de la Universidad Alberto Hurtado, ya que, mi línea investigativa se relaciona con comunidades andinas de la región de Antofagasta, y todo la memoria histórica del territorio. El trabajo de campo de mi tesis fue totalmente virtual, la participación en reuniones con la comunidad, las entrevistas, y el seguimientos a los informantes fue a través de sus redes sociales. En este proceso etnográfico, me encontré con diversas temáticas muy interesantes que desarrollaban las y los entrevistados, y que no precisamente se relacionaban con mi tema de tesis. Sin embargo, abren un debate interesante en la plataforma para demandas que tienen similitudes entre las comunidades indígenas de Chile, como con otras comunidades indígenas de otros territorios de Latinoamérica. 

Para acercarnos al activismo digital, en primer lugar es importante precisar el significado de, ¿Qué es una red social? “Definimos los “sitios de redes sociales”, como servicios web que permiten a individuos construir un perfil público o semipúblico dentro de un sistema delimitado, articular un alista de otros usuarios con los que comparten una conexión, y ver y recorrer su lista de conexiones y las realizadas por otros dentro del sistema”. (Boyd & Ellison, 2008). 

En relación a la pregunta de investigación, es importante conocer ¿Qué es Instagram?, esta aplicación fue creada por Kevin Systrom y Mike Krieger en octubre de 2010, es una red social y aplicación móvil que permite capturar, editar y compartir fotos, videos y mensajes con amigos de una forma simple, creativa y divertida. Las publicaciones se pueden compartir a su vez en otras redes sociales como Facebook, Twitter o Tumblr. Diseñada en un principio con un formato de cámara instantánea y para teléfonos móviles con sistema operativo iOS, el origen de su nombre procede del compuesto de dos palabras: instantánea y telegrama.

Una de las principales razones de su creación es que buscaban un espacio donde la gente de todo el mundo pudiera comunicarse con los demás a través de una fotografía, Mike Krieger afirmaba en una entrevista de El País: “Todo está basado en crear conexiones que no tienen que ser solo con tus amigos (…) también sirve para que un español se conecte con alguien de Indonesia o que un estadounidense conecte con alguien de Brasil. Eso realmente crea un sentimiento de comunidad global”. 

Definición extraída de SimilarWeb. Véase en: https://www.similarweb.com/website/instagram.com.

La globalidad a la que se refiere Instagram, es posible tomar conocimiento de cómo nace un activista digital y cuál es su objetivo con el contenido que difunde a través de sus cuentas. 

Activismo Digital

El activismo digital en las redes sociales, se ha convertido en un espacio para que los jóvenes se puedan manifestar ampliamente de acuerdo a sus temas de interés. En este sentido Instagram es una plataforma que se muestra más receptiva con las y los jóvenes, ya que, es una manera rápida de compartir contenido, a través de un hashtag, un meme, una historia, trivias o en una imagen en un solo segundo. 

En este horizonte “el análisis de las experiencias recientes de activismo digital en américa latina, muestran que existen dos tipos diferenciados por objetivos y esferas de acción: el activismo digital social que utiliza diversas tácticas por el cambio social, incluida la recolección, producción y manejo de la información y el razonamiento basado en el big data, y el activismo por los derechos digitales, que promueve la vigencia y ampliación de derechos con respecto a la producción, protección y gestión de datos y tienen como objetivo regular el extractivismo de datos por parte de corporaciones y estado”. (Segura 2019). En relación a lo planteado por la autora, el activismo digital social, es la definición más adecuada para definir a los activistas digitales indígenas, ya que, sus posturas plantean el cambio social a través de la difusión de información de sus demandas territoriales y prácticas culturales de sus comunidades de origen. 

De esta manera es que las tecnologías digitales involucran una expansión de las posibilidades comunicativas en términos de acceso, visibilidad, e interacción con sus seguidores. “En los medios digitales, los sujetos tecnologizados emergen y se posicionan a partir de las posibilidades de acceso, el interés y las habilidades que tienen para comunicarse, lo que representa una ruptura frente a la lógica de los medios tradicionales. En otras palabras, el acceso no es suficiente, pero sí un elemento fundamental cuando se articula con otros factores como la búsqueda de participación. De esta manera, los medios digitales no se reducen a la condición de herramientas, sino que constituyen espacios de disputa por el sentido, en los cuales se busca acceder a la expresión pública y expandir la visibilidad, dando lugar a la emergencia de nuevos actores políticos” .(Flores-Márquez, 2017). En este sentido,  el activismo digital establece un escenario en que la utilización de los medios, instala una visión crítica de lo que suceden los territorios, visibilizando la cotidianidad de las comunidades, mostrando la cultura viva y vigente de un pueblo, como también, las tensiones contemporáneas que estas puedan presentar. 

En relación al uso de las tecnologías digitales, “La red internet se concibe hoy como un “campo de lucha simbólica”, por medio del cual los pueblos indígenas “se apoderan de un lenguaje o capital simbólico y reinventan sus culturas como forma de proyectar sus sociedades y formas de vida en medio de un orden globalizado”. (Salazar, 2002) En este horizonte los activistas digitales en la red social de Instagram, presentan evidencias de las acciones que realizan, en donde desarrollan sus ideas de publicación sobre problemáticas concretas y locales, como también logran identificar que sus preocupaciones pueden tener un carácter global. En ese sentido, es que las tecnologías digitales, contribuyen a que los activistas digitales se relacionen e intercambien intereses, posicionando sus contenidos, demandas y tensiones, alrededor del mundo. 

Otro punto interesante que aborda Salazar, es que “Quizás uno de los aspectos más interesantes es que la apropiación y el uso de medios, principalmente el video e internet, se convierte en una forma de mediación intercultural e intercomunitaria en la conformación de un nuevo imaginario activista indígena el cual establece un diálogo renovado de lucha por los derechos civiles y culturales indígenas en toda la región. Tanto las imágenes audiovisuales como los hipertextos de la red estimulan y fortalecen los intercambios o infointercambios entre miembros de una misma comunidad o comunidades diferentes en los contextos en que son mostrados y compartidos”. (Salazar, 2002). En este horizonte, la importancia de la democratización de la tecnología, el acceso al internet y a las nuevas tecnologías, permite que se establezca una propuesta de acceso a información por parte de los seguidores, como también una  herramienta para que las personas indígenas establezcan el diálogo no solo en este escenario, sino que se amplíe a todo el territorio. 

Metodología 

La metodología a utilizar en el proceso investigativo se realizará a través de un estudio etnográfico, por lo que se hará trabajo de campo virtual en la red social de Instagram, a cuentas de usuarios que pertenezcan a alguna comunidad indígena en Latinoamérica latina. 

El proceso etnográfico, se desarrollará a través del seguimiento de la comunidad virtual mencionada, por lo que la etnografía virtual, se realizará a través de la “observación participante, la que me permitirá observar de manera sistemática y controladamente todo aquello que acontece en torno al investigador” (Guber, 2004). 

En este horizonte, es que la etnografía me posibilitará conocer las trayectorias, experiencias, perspectivas y la identidad de las y los actores, como también sus formas de comunicar a través de las tecnologías digitales. Lo que me permitirá abordar el activismo digital de personas racializadas, dada la perspectiva sociocultural de sus prácticas culturales, así como de su contexto. 

En este sentido, “Las nuevas tecnologías de la interacción permiten que los informantes aparezcan dentro de la etnografía y a la vez, que estén ausentes. Del mismo modo, el etnógrafo puede estar ausente o presente junto a sus informantes. La tecnología facilita que estas relaciones puedan desplazarse o sostenerse a través de diferentes divisiones espaciales y temporales. Todas las formas de interacción son etnográficamente válidas, no sólo las que implican una relación cara a cara. La conformación de un objeto etnográfico, en tanto esté posibilitada por tecnologías accesibles, es la etnografía en lo virtual, de lo virtual, y a través de lo virtual” (Hiler, 2000). 

De esta manera es que realizar etnografía virtual, se presenta como un espacio de acceso a diversos espacios, en diferentes horarios y de variados territorios.  En este sentido “ El ciberespacio no necesariamente tiene que ser visto como un lugar apartado de cualquier conexión con la “vida real” o de la interacción cara a cara. Internet se conecta de formas complejas con los entornos físicos que facilitan su acceso, a la vez que dependen de tecnologías que son empleadas de modos particulares según contextos determinados, y que son adquiridas, aprendidas, interpretadas e incorporadas en sus espacios de ocurrencia. Estas tecnologías muestran un alto grado de flexibilidad interpretativa. Los medios interactivos como Internet, pueden entenderse de ambos modos: como cultura y como artefactos culturales.  (Hiler, 2000). 

Adicionalmente se hará seguimiento a 3 cuentas de Instagram de personas indígenas,  mujeres y hombres, entre los 19 y 30 años de edad, de diferentes países de Latinoamérica, quienes se dediquen a la difusión de su lengua materna, y prácticas culturales. 

Resultados 

La etnografía virtual, se realizó a través del seguimiento de 3 cuentas de Instagram, en la que la difusión de su contenido, presenta como objetivo general, visibilizar el contexto de su comunidad de origen. 

1 . @solischa, Soledad Secca Noa, es estudiante de Antropología, vive en la comunidad Acopata en la provincia del Cusco en Perú, junto a su madre, su hermano, sus tías, y su abuela. Solischa y todo su grupo familiar es Quechua parlante. 

Solischa comenzó a difundir sus vivencias por su cuenta de Facebook, luego creó su cuenta de Instagram, una cuenta en tik tok y un canal en YouTube. En contexto de emergencia sanitaria, sus seguidores aumentaron rápidamente en todas las plataformas mencionadas, plataformas en donde expone la cotidianidad de su comunidad en diversos escenarios.

En una entrevista que le realizó un noticiero peruano, Soledad menciona que la Antropología fue una de las razones por la que decidió difundir su cultura viva a través de las tecnologías digitales, como espacio de acercamiento con otras comunidades, otras culturas y  también para visibilizar su territorio.

El contenido que Soledad muestra en su cuenta de Instagram, es muy diverso, pero con un solo objetivo, visibilizar a su comunidad. En este sentido, la práctica de su lengua materna, el Quechua, se torna un elemento fundamental al momento de las narrativas para sus videos, ya que, hay traducciones de quechua a español, que no contiene todo el significado de la definición en quechua. Por ejemplo, en uno de sus videos del mes de marzo de este año, expone una práctica cultural que se llama Yapuy, actividad agrícola en la que todas y todos quienes son parte del Ayllu (familia consanguínea y territorial), preparan la tierra, y cosechan en comunidad. Esta actividad ancestral, consiste en remover la tierra, para comenzar la preparación de la época de siempre de un alimento fundamental de los andes; la papa. El Yapuy, tiene como principio fundamental el Ayni, la reciprocidad, principio que según la cosmovisión andina, se cumple en este tipo de práctica cultural, en donde la comunidad se reúne, comparte, y trabaja para un bienestar común. En quechua la profundidad del significado de las prácticas culturales, tienen relación directa con la cosmovisión de su pueblo. 

De esta manera es que Solischa presenta las prácticas culturales de su pueblo, desde la práctica de su lengua materna, costumbres, tradicionales, danzas tradicionales, alimentos originarios, preparación de comidas típicas, forma de trabajo, el acceso a la educación, elaboración de arte textil, flora y fauna de Cusco, como también la demanda del bienestar de su comunidad por proyectos que afecten el medio ambiente, la situación sociopolítica de su país, como también el contexto actual por emergencia sanitaria por Covid-19. 

Actualmente, Soledad se presenta como una influencer reconocida en el Perú, la nombran como la Influencer Quechua. En este sentido Solischa se presenta como una joven orgullosa de su origen, narrativa que se contrapone a la tensión contemporánea que ella manifiesta, sobre la responsabilidad de que los jóvenes de las comunidades no hablen su lengua materna y no se hagan parte de las prácticas culturales de sus comunidades. 

Solischa, la influencer quechua, hoy tiene 9.242 seguidores en Instagram. Escenario que seguirá creciendo y ocupando para difundir su lengua y cultura quechua. 

2. @qhalincha_puriskiri, Angélica García, es profesora de quechua y español, de nacionalidad boliviana, ella se define como antirracista, anticolonialista y feminista. Actualmente Qhalincha vive en Bolivia, sin embargo, sus estudios los realizó en España, Angélica desde la diáspora ya se dedicaba a la difusión y práctica de la lengua quechua. 

Angélica difunde su contenido a través de su cuenta de Instagram, y cuenta de tik tok. En ambas cuentas, el objetivo principal es la difusión y práctica de la lengua quechua, a través de diferentes estrategias de expansión de su material. Qhalincha realiza clases on line todos los lunes a las 15:00 horas de Bolivia. El contenido en Instagram varía según las secciones que ella creó, como; “la palabra del día”, “traducción de canciones tradicionales del quechua al castellano”, “saludos y despedidas en quechua”, “colores”, “alimentos”, y “gramática quechua”. Es importante mencionar que el activismo digital de Angélica, si bien es la práctica de la lengua quechua, tiene relación con las prácticas culturales de su comunidad de origen. 

Qhalincha también es cofundadora de un espacio de encuentro de profesores de lengua quechua, espacio que se llama Qiwiña Ayllu. Este espacio de difusión de la lengua quechua, tiene una cuenta en Instagram @qiwina_ayllu, cuenta que se encuentra vigente desde hace 1 mes. 

Angélica tiene 1.011 seguidores en Instagram y 6.361 seguidores en tik tok, actualmente se encuentra en aumento de sus seguidores en ambas plataformas. 

Como tensión contemporánea, Angélica dedica parte de su contenido a la defensa de la práctica de la lengua quechua, a los discursos antirracistas y descoloniales. Su activismo digital, lucha contra los discursos hegemónicos diariamente, no solo por parte de personas no racializadas, sino que también de personas latinoamericanas que no pertenecen a alguna comunidad originaria, sin embargo, ante ese escenario, Qhalincha sigue aumentando seguidores, y personas interesadas en aprender la lengua Quechua. 

3. @moiguiquita, Moi Guiquita, vive en la selva ecuatoriana, es originario del pueblo Huaorani, el que se ubica geográficamente hacia el noroccidente de la Amazonia, al oriente del Ecuador. Para llegar a la comunidad de Moi, se deben trasladar en camioneta, a canoa y a pie, es un lugar de difícil acceso y siempre debe ser acompañado por una persona del territorio. 

Moi se autodefine como protector de los derechos indígenas y del medio ambiente, es fotógrafo aficionado, guía turístico de su comunidad, además es fundador de @waponiamazon proyecto que se dedica a reunir fondos para mantener la reserva indígena y la protección de su flora y fauna https://www.gofundme.com/f/construccion-de-un-santuario-monos-amazonia?utm_campaign=p_cp+share-sheet&utm_medium=copy_link_all&utm_source=customer . y fundador de @waponiart cuenta de Instagram, en donde realiza difusión y venta de artesanías de su comunidad. 

El cuidado del medio ambiente para Moi, es una actividad cotidiana, que tiene relación con la cosmovisión de su pueblo, y con las enseñanzas de su grupo familiar sanguíneo y territorial. En este sentido, es importante destacar que la abuela de Moi, fue una persona muy reconocida en Ecuador y el mundo, ya que, fue una de las primeras mujeres Huaorani en ser contactada por el estado nación de Ecuador, tiene documentales, libros y su propia biografía en wikipedia,  https://es.wiki2.wiki/wiki/Dayuma . Moi se muestra muy orgulloso del legado que le dejó su abuela por la defensa de su territorio. 

De esta manera, la forma de vida de Moi, tiene sincronía con las enseñanzas de su abuela, si bien difunde su comunidad e invita a turistas a ser parte de la experiencia de conocer la Amazonía ecuatoriana, Moi dedica sus conocimientos para que se realice de la manera más respetuosa posible. En este sentido, lo significativo de que el guía se originario, conozca las problemáticas de su comunidad, hable el idioma materno, y sea responsable de lo que suceda en la reserva indígena, es una manifestación del activismo digital que realiza.

Actualmente la cuenta de Moi, tiene 35.3K de seguidores en Instagram, cuenta que sigue aumentando de seguidores. 

Conclusiones

El impacto de las redes sociales en las comunidades originarias en contexto de emergencia sanitaria por Covid-19, se ha transformado en una estrategia de resistencia y visibilización de sus problemáticas. En donde se manifiesta el derecho de expresión de personas indígenas, con una propuesta de creación de construcción cultural de las tecnologías, en las que el posicionamiento de su identidad cultural, genera una contexto intercultural en las redes sociales. 

De esta manera es que en Instagram, es posible acceder a cuentas de personas originarias, las que se dedican principalmente a difundir una lengua nativa de Latinoamérica, como el quechua, el aymara, el nahual, el mapuche, entre otros, lengua que difunden a través de la creación de videos, reels, fotografías, adivinanzas, poemas, memes, ilustraciones, trivias y en actividades que día a día los activistas van creando. En este sentido, es posible comprender la narrativa de las individualidades y de los colectivos que se muestran en esta red social, es un espacio tangible en el que podemos interpretar las problemáticas y la cotidianidad en sus territorios.

Las problemáticas que unen a los activistas digitales indígenas, se relacionan con megaproyectos que atentan contra sus territorios, la negación de derechos civiles, el cuestionamiento a su participación política, la alfabetización, al estereotipo de cómo debe ser un sujeto originario, el acceso a cubrir sus necesidades básicas, entre otros.

Lo significativo del activismo digital en comunidades indígenas, es que no se puede separar una acción de otra, si las narrativas se dedican a la difusión de una lengua nativa, estas se relacionan a la descripción de una práctica cultural, práctica que se relaciona con la descripción de una cosmovisión, la que tiene sus propios valores y principios y que en consecuencia por la modernidad, presenta tensiones contemporáneas. En este sentido, una de las tensiones a las que están expuestos los activistas digitales indígenas, se refiere a que rompen el estereotipo clásico de lo que es “ser una persona indigena”, en donde estan se encuentran en un constante cuestionamiento sobre su color de piel, su vestimenta, que es lo que pueden hacer o no hacer como sujeto indigena, en ese contexto, es que los activistas digitales indígenas, dedican parte de su propuesta a la defensa del contenido, la que  se relaciona principalmente con discursos racistas y hegemónicos, la invisibilización de lenguas originarias, insultos, y la invalidación de las narrativas de individualidades y colectivos que hacen un llamado a comunidades originarias a mantener viva su cultura. 

Bibliografía

Bizberge, Ana y Segura, Maria Soledad (2020) Revista de Comunicación Scielo, Los derechos digitales durante la pandemia COVID-19 en Argentina, Brasil y México.

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1684-09332020000200061&script=sci_arttext 

Business Instagram (2020) Tendencias – Infosocial: la creatividad del movimiento.

https://business.instagram.com/blog/trends-info-social-posts?locale=es_ES

Centro de estudios interculturales e indígenas. (2020) Covid-19 y sus efectos en los Pueblos Originarios. 

http://www.ciir.cl/ciir.cl/covid-19-y-sus-efectos-en-los-pueblos-originarios/

Flores-Márquez, D. (2017). La búsqueda del cambio social en la era digital: activismo y expresión pública en internet. Disertaciones, Anuario Electrónico de Estudios de Comunicación Social

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0188-252X2019000100308&script=sci_arttext 

Guber, Rosana. (2004) El Salvaje Metropolitano. Reconstrucción del conocimiento social en el trabajo de campo. 

Hiner, Cristina (2000) Etnografía Virtual. 

Salazar, Juan Francisco (2002) Activismo indígena en América Latina: estrategias para la construcción cultural de las tecnologías de información y comunicación. 

Segura, M. (2019). Activismo por los derechos digitales en América Latina Pensar globalmente, actuar localmente. Persona Y Sociedad33(2), 198,228. https://doi.org/10.11565/pys.v33i2.279

Milan, S. & van der Velden, L. (2016). The Alternative Epistemologies of Data Activism Digital Culture and Society, 2(2): 57-74. https://doi.org/10.14361/dcs-2016-0205 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *